º
 

​Últimas Entradas

Bullying en las Niñas y Niños. Cómo podemos Ayudar desde Casa.

Bullying es una palabra que viene del inglés y significa intimidación. En la actualidad, esta palabra la hemos venido escuchando con más y más frecuencia, debido a el aumento de casos de persecución y agresiones que se están detectando en las escuelas (y otros grupos sociales en los que los niños participan), llevando a las víctimas a vivir situaciones que pueden ser descritas como aterradoras.

El bullying, también conocido como acoso escolar, es la exposición que sufre un niño a daños físicos y psicológicos de forma intencionada y reiterada por parte de otro, o de un grupo de ellos, cuando acude a la escuela. El acosador, aprovechando un desequilibrio de poder existente entre él y su víctima, consigue un beneficio que puede o no ser material, mientras que el acosado (o la víctima) se siente indefenso y puede desarrollar una serie de problemas psicológicos que afecten directamente a su salud o, en situaciones extremas, generar pensamientos suicidas.


Las personas que ejercen el bullying -conocidos habitualmente como bullys- lo hacen para imponer su poder sobre el otro (su víctima), a través de amenazas, insultos, agresiones, etc. y así tenerlo bajo su completo dominio a lo largo de meses o incluso años.

En la mayoría de los casos, la víctima sufre de manera callada, mientras que el maltrato intimidatorio le hace sentir dolor, angustia, ansiedad y miedo, hasta el punto de, en algunos casos, poder llevarlo a consecuencias devastadoras.

En las escuelas, el bullying se suele producir durante el recreo, en las filas para entrara a clases, en los baños, pasillos, cambio de clases o, al entrar y salir de la escuela. Aunque también puede ocurrir en el salón, cuando el profesor está escribiendo en la pizarra o mientras está atendiendo a otros alumnos.

¿Cuáles son las causas del Bullying?

Los expertos mencionan 3 elementos clave, en el bullying

  1. Un desequilibrio de poder entre el acosador y la víctima. Este desequilibrio puede ser al o sólo percibido por la víctima.

  2. La agresión se lleva a cabo por un acosador o un grupo, que intentan dañar a la víctima de algún modo intencionado.

  3. Existe un comportamiento agresivo hacia una misma víctima, que se produce de forma reiterada.

Si bien las causas dependerán de cada caso concreto, se suelen tener de manera común ciertas características, entre las que están: que el acosador no tiene empatía y, por lo tanto, no puede ponerse en el lugar de la víctima y ser sensibles a su sufrimiento, una mala situación económica en casa, poca organización en el hogar o tensiones en el matrimonio, la familia, de la víctima.

La causa de la violencia del acosador puede venir por la ausencia de un padre o, que éste tenga una conducta violenta. Este tipo de situaciones, puede provocar que el niño o niña, desarrolle una actitud agresiva.

¿Cuáles son los Tipos de Bullying?

Existen de manera general, existen varios tipos de bullying, los cuales pueden aparecer ya sea de manera única o bien, en un conjunto de ellos.

  • Físico

Consiste en la agresión directa y física (empujones, golpes, etc.); también puede ser indirecto, cuando e producen daños materiales en los objetos de la víctima o bien, son robados.

  • Verbal

Es una de las formas más habituales, solo dejando huella en la víctima. La palabra tiene mucho poder y pueden dañar la autoestima de la víctima mediante humillaciones, insultos, apodos, menosprecio en público, generar rumores falsos, mensajes o llamadas ofensivas, lenguaje sexual inapropiado, etc.

  • Psicológico

Este tipo de agresiones se realiza mediante amenazas para provocar miedo, con lo que se puede chantajear o extorsionar a la víctima.

  • Social

Es cuando se hace la exclusión y el aislamiento progresivo de la víctima. Los acosadores le impiden a la víctima participar ya sea ignorando su presencia y no tomándolo en cuenta en la realización de actividades normales entre amigos o compañeros de clases.

  • Sexual

Son todas las acciones que tienen que ver con los actos sexuales, como tocamientos no consentidos, o que se burlen de la orientación sexual de la víctima. En casos muy graves puede llegar a haber violaciones sexuales, en cualquier nivel.

  • Acoso por Internet o Cyber Bullying

Es un tipo de acoso que ocurre a través del internet, en donde el acosador suele enviar mensajes o correos electrónicos desagradables, así como difundir a través de redes sociales, imágenes y vídeos denigrantes, crear perfiles falsos que ridiculicen a la víctima, o amenazas a través de las redes sociales.


¿Cuáles son los Síntomas del Bullying?

Existen una serie de indicadores de que el niño o niña acosado puede presentar y alertar a los padres y profesores en caso de que esté sufriendo bullying, entre ellos están:

  • Problemas de memoria, dificultad en la concentración y atención y un descenso en el rendimiento escolar.

  • Depresión, ansiedad, irritabilidad, falta de apetito, dolor de cabeza, malestar generalizado, cansancio, etc.

  • Dificultades para dormir, pesadillas o insomnio

  • Aislamiento social, apatía e introversión

  • Mantenerse en estado de alerta de manera constante

  • No querer ir a la escuela, ni juntarse con otros niños

  • Faltar a la escuela de forma recurrente

  • Sentimientos de culpa y asumir la responsabilidad de los hechos

  • Conductas de huir y evitar

  • Negación de los hechos (de acoso) y evitar los mismos temas

  • Llanto incontrolado, respuestas emocionales extremas

  • Miedo a perder el control o a estar solo

  • Síntomas como temblores, palpitaciones, inquietud, nerviosismo, pesimismo, etc.

  • Amenaza e intento de suicidio

La detección del bullying es muy complicada ya que los niños suelen ocultarlo en el ambiente familiar y no piden ayuda a nadie en su entorno, por ello, sólo son detectados los casos que no se pueden ocultar por la gravedad de las lesiones o de los síntomas.


Hay determinados grupos que son más propensos a sufrir del bullying, como los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales, así como niños con orígenes étnicos diferentes, o con religiones diferentes a las de la mayoría del grupo.

¿Cómo podemos Actuar frente al Bullying?

En los padres es muy importante notar si el niño muestra cambios de humor o comportamientos, así tratar de hablar con ellos para determinar el motivo de esto. Es importante mantener mucha calma y escuchar todo lo que el niño tenga que decir, siempre confiando en que lo que nos están contando es la verdad. Cuando el niño confiesa sentirse acosado, es importante reforzar su autoestima y apoyarlo, haciéndole saber que no es culpa suya.

Una vez que como padres hemos escuchado a nuestro hijo, es importante ponerse en contacto con la escuela. Se puede programar una reunión con el profesor o director de la escuela para exponer la situación, de forma que se pueda dar una solución al problema.

Si la escuela no sabe como actuar o, la situación de acoso no termina o el problema empeora, se puede acudir a las autoridades y proceder a realizar una denuncia-

Si se es profesor, una vez que hemos detectado o, tenemos conocimiento de la situación, es importante vigilar a los niños implicados en todas las situaciones para controlar que el problema no se agrave. Recopilar toda la información disponible de los hechos e informar al director de la escuela.


Cuando se vaya a hablar con los niños, no hay que limitarnos únicamente al acosador (o acosadores) y la víctima, sino incluir a todos los niños aunque no participen de forma activa en el acoso. De esta forma, se logra educar sobre las consecuencias que puede tener el bullying y, al mismo tiempo, buscar una solución al problema.

En México existen mecanismos oficiales para denunciar, prevenir y tratar el bullying en las escuelas. Puedes realizar tu denuncia a través del teléfono 01800 - 11 - ACOSO (22676) o a través del sitio web www.acosoescolar.sep.gob.mx, en donde también existe mucho material e información al respecto.

El bullying no es algo nuevo y, seguramente a lo largo de nuestras vidas todos nos sentiremos víctimas o, en algunos casos, acosadores. Lo importante es contener este tipo de situaciones violentas y prevenirlas en nuestros niños, ayudándoles con esto, a que crezcan siendo mejores personas, y más preparadas para las maravillosas etapas que están por vivir.

Si tienes cualquier duda, no dudes en hacérmela saber o bien, puedes acercarte al departamento psicopedagógico de la escuela de tus hijos y pedirles más información al respecto.


49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo