º
 

​Últimas Entradas

La Ansiedad

Sentir ansiedad en algunos momentos es parte normal de nuestras vidas. Sin embargo, algunas personas pueden tener con frecuencia preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre situaciones diarias.


La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud. Puede hacer que quien la padece, sude, se sienta inquieto y tenso y aumentar nuestro ritmo cardiaco. La ansiedad se puede presentar como una reacción normal ante situaciones de estrés, por ejemplo, cuando nos enfrentamos a una situación difícil en el trabajo, antes de algún examen o antes de tomar una decisión importante.

La ansiedad puede ayudarnos a enfrentar una situación, dándonos un impulso de energía o ayudándonos a concentrarnos. Pese a lo anterior, las personas que sufren trastornos de ansiedad, padecen de manera recurrente de este tipo de condiciones y eso, se puede convertir en una situación abrumadora.

Los sentimientos de ansiedad y pánico pueden interferir con nuestras actividades diarias, llegando a ser difíciles de controlar, pudiendo ser desproporcionados en comparación con el peligro real y durando un largo tiempo.

Para prevenir estos sentimientos, puede que optemos por evitar ciertos lugares o situaciones. Las personas con trastorno de ansiedad, pueden tener síntomas desde la infancia o la adolescencia y continuar hasta la edad adulta.

Algunos ejemplos del trastorno de ansiedad pueden ser, entre otros:

  • El trastorno de ansiedad generalizada. Las personas con este trastorno se preocupan por problemas comunes como la salud, el dinero, el trabajo o la familia. Pero sus preocupaciones son excesivas y las tienen casi todos los días durante al menos 6 meses.

  • Trastorno de pánico. Las personas que sufren de trastorno de pánico sufren de ataques de pánico los cuales son repentinos y repetidos momentos de miedo intenso sin haber un peligro aparente. Los ataques se producen de manera rápida y pueden durar varios minutos o más.

  • Fobias. Las personas con fobias tienen un miedo intenso a algo que representa poco o ningún peligro real. El miedo puede ser, por ejemplo, por las arañas (aracnofobia), o ir a lugares concurridos y estar en situaciones sociales (que se conoce como ansiedad social). En una entrada posterior abordaré el tema de las fobias con más detalle.

¿Qué causa los trastornos de ansiedad?

No se conoce a ciencia cierta la causa específica de la ansiedad, sin embargo la genética, la biología y la química de nuestros cerebros, así como el estrés y nuestro entorno tienen un papel importante en la aparición.

Aunque no se conoce la causa, existen factores de riesgo para los diferentes tipos de ansiedad. Por ejemplo, el trastorno de ansiedad generalizada y las fobias están más presentes en las mujeres, sin embargo, la ansiedad social afecta tanto a hombres como a mujeres por igual. Existen ciertos factores generales para todos los tipos de trastornos, entre los que están:

  • Ciertos rasgos de nuestra personalidad, como ser tímidos o retraídos cuando estamos en situaciones nuevas o conocemos a personas nuevas.

  • Eventos traumáticos durante la infancia o la edad adulta.

  • Antecedentes familiares de ansiedad, o de algún otro trastorno mental.

  • Algunos problemas de salud, como problemas en la tiroides o cardiacos.

¿Cuáles son los signos de la Ansiedad?

Los signos y síntomas de la ansiedad más comunes incluyen los siguientes:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión

  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe

  • Aumento del ritmo cardiaco

  • Respiración acelerada

  • Sudoración

  • Temblores

  • Sensación de debilidad o cansancio

  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación que se está teniendo

  • Problemas para conciliar el sueño

  • Presentar problemas gastrointestinales

  • Tener dificultades para controlar las preocupaciones

  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad

¿Cómo podemos prevenir la Ansiedad?

No existe una forma que sea 100% efectiva para preveer lo que causa que presentemos un trastorno de ansiedad, pero se pueden tomar medidas para reducir el impacto de los síntomas cuando nos sentimos ansiosos.


Entre las cosas que podemos hacer, es evitar el consumo de alcohol o drogas, ya que estas pueden provocarla o empeorarla. Cuando se tiene una adicción, la propia idea de dejar de consumir puede hacer que se presenten cuadros de ansiedad. Cuando no se puede dejar de consumir una droga por uno mismo, podemos consultar a un médico o bien, buscar un grupo de apoyo para que nos ayuden.

Otra manera de prevenir, o reducir los síntomas de la ansiedad, consiste en mantenernos ocupados y activos. Desde una caminata hasta participar en actividades que disfrutemos y que te hagan sentir bien contigo mismo.

La ansiedad, como muchos otros trastornos, puede ser más difícil de tratar cuando nos tardamos en buscar y pedir ayuda. Por lo anterior, pedir ayuda en cuanto se presentan los síntomas nos puede ayudar mucho a sortear nuestros momentos ansiosos.

Tú has sentido ansiedad ? Te invito a dejar en los comentarios tu sentir así como tus experiencias, si las has tenido, con este padecimiento, la ansiedad.


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo