º
 

​Últimas Entradas

Qué es el Apego y Cuales son sus Características

Nuestra personalidad, modo de actuar y relacionarnos, el modo de gestionar y expresar nuestras emociones e inclusa la forma en que seleccionamos pareja, están íntimamente relacionadas con el tipo de apego que se ha desarrollado en la infancia entre los padres y los niños -sus hijos-.

El apego es una vinculación afectiva intensa, duradera, de carácter singular, que se desarrolla y consolida entre un individuo y otro (aunque existen postulados que también lo mencionan entre un individuo y un objeto, recuerdo, etc.), por medio de sus interacciones recíprocas, y cuyo objetivo inmediato es la búsqueda y mantenimiento de proximidad en momentos de amenaza, que que esto proporciona seguridad, consúelo y protección.


Desde un punto emocional, el apego surge cuando se está seguro de que la otra persona estará ahí incondicionalmente, lo que facilita que aparezcan la empatía, la comunicación emocional y hasta el amor entre estas personas. Desde el punto de vista cognitivo, la propia existencia de una relación de apego, general a construcción de un modelo mental de dicha relación, una imagen de como es el propio niño y representaciones sobre la figura de apego.

¿Cómo se Genera el Apego?

El vínculo de apego suele aparecer en torno al año y suele darse entre un niño o niña y sus progenitores (padres) o cuidadores. Existe la posibilidad de que la figura de apego cambie a lo largo de la vida. Cada relación de apego tiene sus características específicas, dado que algunos factores como la edad o la interacción tienen mucha influencia.


El apego es el encargado de proporcionar seguridad al niño en situaciones de amenaza. El apego seguro permite al pequeño explorar, conocer el mundo y relacionarse con otros; bajo la tranquilidad de sentir que la persona con quién se ha vinculado va a estar allí para protegerlo. Cuando esto no ocurre, los miedos e inseguridades influyen en el modo de interpretar el mundo y de relacionarse.


Características del Apego

El apego presenta características comportamentales, entre las que están:

  • Esforzarse por mantener la proximidad con la persona con la que se está vinculada

  • Resistirse a la separación sintiendo ansiedad, desolación y abandono entre la pérdida

  • Mantener un contacto sensorial privilegiado con la figura de apego

  • Usar la figura de apego como base de seguridad desde la cual poder explorar el mundo físico y social

  • Refugiarse en la figura de apego en momentos de tristeza, temor o malestar, buscando en ella apoyo y bienestar emocional

Cuáles son las Funciones del Apego

De acuerdo con Bowlby la conducta de apego tienen dos funciones básicas:

  1. Una función biológica, que es obtener protección para asegurar la supervivencia,

  2. Una de carácter más psicológico, la de adquirir seguridad

También existen funciones complementarias como ofrecer y regular la estimulación en cantidad y calidad, posibilitar la exploración y el aprendizaje, fomentar la salud física y mental, favorecer el desarrollo social y proporcionar placer.

Así mismo, de acuerdo con Cassidy, se pueden diferenciar 3 tipos de conductas de apego:

  1. Conductas señalizadoras: Las que hacen los niños para que la figura de apego se dé cuenta de que quiere iniciar una interacción, p.e. sonrisa, vocalización, balbuceos, etc.

  2. Conductas aversivas: Señales que tienen el objetivo de conducir a la madre hacia el niño, para finalizar el llanto o el comportamiento agresivo de este.

  3. Conductas activas: Aquellas que llevan al niño hacia la madre, p.e. aproximación a la madre, seguimiento.

Tipos de Apego

Bowlby propone 4 tipos de apego.


1. Apego Seguro

Caracterizado por la incondicionalidad: el niño sabe que su cuidador no va a fallarle. Se siente querido y valorado; de acuerdo con Bowlby, este tipo de apego depende en gran medida de la constancia del cuidador en proporcionar cuidados y seguridad.


Debe tratarse de una persona atenta y preocupada por comunicarse con el recién nacido, no sólo interesada en cubrir las necesidades de limpieza y alimentación del bebe.


2. Apego Ansioso y Ambivalente

En psicología, ambivalente significa expresar emociones o sentimientos contrapuestos, lo cual, frecuentemente genera angustia. Por esta razón, en el caso de un apego ansioso-ambivalente el niño no confía en sus cuidadores y tiene una sensación constante de inseguridad, de que a veces sus cuidadores están y otras veces no están, lo constante en los cuidadores es la inconsistencia en las conductas de cuidado y seguridad .


3. Apego Evitativo

Los niños con un apego evitativo han asumido que no pueden contar con sus cuidadores, lo cual les provoca sufrimiento. Se conoce como “evitativo” porque los bebés presentan distintas conductas de distanciamiento, p.e. no lloran cuando se separan de su cuidador, se interesan sólo en sus juguetes y evitan contacto cercano.


4. Apego Desorganizado

Es una mezcla entre el apego ansioso y el evitativo en que el niño presenta comportamientos contradictorios e inadecuados; hay quienes lo traducen en una carencia total de apego.


Lo constante en los cuidadores han sido conductas negligentes o inseguras. Se trata del extremo contrario al apego seguro. Casos de abandono temprano, cuya consecuencia en el niño es la pérdida de confianza en su cuidador, e incluso puede sentir constantemente miedo hacia ésta.

 

El apego no es inmutable ni se mantiene en la misma medida en todas las personas a medida que el desarrollo progresa. Además, el comportamiento de todo individuo en una relación se ve mediado por la conducta del otro. Las relaciones de amistad, laborales y de pareja también influyen en el tipo de apego y el rol que se mantienen con las nuevas figuras de apego.



Basado de: Gómez, R. (s. f.). Tipos de Apego y sus implicaciones psicológicas. Asociación Mentes Abiertas. Recuperado 11 de septiembre de 2020, de https://www.mentesabiertas.org/articulos/publicaciones/articulos-de-psicologia/tipos-de-apego-y-sus-implicaciones-psicologicas

4855 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo