º
 

​Últimas Entradas

El Café y Nuestro Estado de Ánimo

A la mayoría de la gente nos gusta el café, personalmente es una bebida clave que me acompaña cada mañana y que forma parte de mis rituales diarios pero, conoces los beneficios que esta deliciosa bebida en nuestro estado de ánimo ? A continuación te explico algunos beneficios.


Probablemente todos hemos experimentado un cambio positivo en nuestro estado de ánimo al consumir una comida o una bebida, con sus sabores, texturas y aromas. Por lo que es claro que los alimentos no solo afectan a nuestra fisiología, sino que además existe una relación entre lo que comemos o bebemos y nuestro estado de ánimo, contribuyendo a generar emociones placenteras.


El café, cuenta con cafeína, por lo que es una bebida que estimula nuestro Sistema Nervioso Central, ayudando a la producción de endorfinas, las cuales generan una emoción de felicidad y al mismo tiempo, mejora nuestra capacidad de concentrarnos y enfocarnos, favoreciendo a tener un buen estado de ánimo.


La principal propiedad del café, es conocida como estimulante de nuestro sistema nervioso -ayudándonos a despertar por ejemplo-. La combinación de textura, sabor y olor despierta nuestros sentidos físicos, mientras que la cafeína actúa de manera directa sobre nuestras neuronas.


Por su alto contenido de minerales como magnesio, potasio y floruro nos permite estar más alertas e incrementar nuestra concentración y memoria a corto plazo.


Sus propiedades antioxidantes son bien conocidas, y su capacidad de reducir el proceso degenerativo en el organismo. Previene y disminuye el desarrollo de ciertos padecimientos como Alzheimer, Parkinson y algunos cánceres.

La cafeína regula la actividad cerebral permitiendo un flujo de sangre normal al cerebro, lo que alivia el dolor de cabeza (conocido clínicamente como cefalea).


Mejora nuestro Ánimo

Un estudio realizado hace un par de años confirmó que el café ayuda a la felicidad. Los investigadores descubrieron que beber café está relacionado con emociones positivas, que incluyen placer, amabilidad, afecto, satisfacción, amistad, calma y también, felicidad. Asimismo los hallazgos señalaron que no había emociones negativas relacionadas con el consumo de café.


En un estudio de Harvard donde participaron más de 50,000 mujeres encontró que el riesgo de depresión disminuyó a medida que aumento el consumo de café con cafeína.


Al ser un estimulante, beber café puede ayudarnos a producir la cantidad suficiente de serotonina para mejorar nuestro estado de ánimo y mantenernos relajados. Cabe señalar que el hecho de que te mantenga alerta no quiere significar que nos altere. Si lo bebes en dosis moderadas puede alcanzar un estado de relación agradable.


Aún sin haberle dado un sorbo a nuestra taza de café, al momento en que el aroma es percibido ya se producen emociones positivas que puede conducir a un buen estado de ánimo. Una vez que lo probamos, comienza la activación del sistema nervioso central y al mejorarse el flujo sanguíneo, se favorece la distribución de las endorfinas producidas debido al estímulo que el café genera.

Es importante señalar que el café como tal, no produce una adicción física (no genera una dependencia a nivel fisiológico). Su efecto produce cierto bienestar en nuestro organismo, por lo que siempre recomendaré que lo consumamos con moderación.


Mas allá de los beneficios que la ciencia ha descrito y encontrado -algunos de los cuales he explicado muy brevemente aquí-, el café produce un efecto placentero e inconfundible. De forma personal puedo compartirte que, cada mañana cuando preparo café y me estoy preparando a comenzar mi día, el aroma que inunda las habitaciones, su sabor y hasta, su temperatura cálida, se vuelven un ritual placentero, relajante y que por supuesto, me causa un momento de felicidad diaria.


A ti te gusta el café ? Te provoca felicidad ? Te invito a que me compartas tu experiencia con esta deliciosa y antigua bebida.


957 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo